En el mundo entero, las mascotas están siendo afectadas por la obesidad y las enfermedades que conllevan . Entre éstas enfermedades, podemos destacar la diabetes, la cual se manifiesta con aumento de sed, orina y apetito, también fatiga, problemas visuales e infecciones del tracto urinario.

Como personas que nos gustan los animales de compañía, deberíamos tener como meta prevenir la diabetes a través de una alimentación y ejercicio adecuada y lo menos posible de vacunas.

En general, los gatos son más propensos a desarrollar la diabetes tipo II, que aparece en la edad adulta, alrededor de la mediana edad ó en sus años de vejez, cuando empiezan a reducir la producción de insulina o su cuerpo tiene incapacidad para usarla eficientemente.

La insulina es  una hormona que tiene como función mover el azúcar, aminoácidos, electrolitos y ácidos grasos a las células del cuerpo de tu mascota.

La obesidad, es la mayor causa por las cuales las mascotas se vuelven diabéticas. Biológicamente, tu mascota no requiere de granos ni de la mayoría de carbohidratos (almidón) . Sin embargo, los carbohidratos pueden representar hasta el 80% del contenido de la comida procesada para mascotas. Los carbohidratos se transforman en azúcar en el cuerpo y el exceso de azúcar puede provocar diabetes.

En el proceso de fabricación de alimentos secos, requiere almidón por lo que incluso la comida, “libre de granos” contiene abundante azúcar en forma de tapioca, papa, chícharos y otras legumbres que provocan estrés al páncreas de tu mascota.

Otro de los motivos por el cual las mascotas desarrollan diabetes, es la falta de actividad física.

8 Síntomas de la diabetes

Aumento de sed y ganas de orinar: Generalmente, lo primero que sucede, es que los niveles de azúcar se elevan tanto fuera de las células,que salpican la orina, lo que aumenta su producción. Notarás que tu gato orina con más frecuencia ó tiene accidentes en casa.        Esto trae aparejado el aumento de sed, lo que podrás comprobarlo, ya que  su tazón de agua, se vacía más rápidamente. El aumento de la orina y sed, son caraterísticas de la diabetes, así que debes estar atento, especialmente cuando tu mascota envejece.                                   Pero, como éstos síntomas, también se presentan en otras enfermedades, debes visitar al veterinario.

  1. Aumento de apetito: Tu mascota sentirá más hambre, ya que las células no reciben aminoácidos necesarios ó no los parovechan adecuadamente.
  2. Pérdida de peso: Cuando las células del cuerpo de tu gato, se mueren por falta de nutrientes esenciales, a menudo tienen un incremento del apetito. Pero, como la energía proveniente de los alimentos no es aprovechada adecuadamente por las células, tu mascota puede bajar de peso incluso, cuando consuma más calorías.
  3. Cansancio y falta de energía: Otros síntomas que puedes observar es el letargo y falta de energía. Cuando las células del cuerpo se ven privadas de azúcar en la sangre, mostrará frecuentemente pocas ganas de correr, salir a pasear ó jugar contigo.
  4. Problemas de visión: Este problema no es tan frecuente en los gatos, ya que sólo algunos sufren de cataratas por diabetes.
  5. Debilidad en las extremidades traseras: Este síntoma es exclusivo de los gatos con diabetes. Se llama postura plantígrada. en lugar de caminar con las yemas de sus pies, apoya toda la planta de los pies, y camina con los tobillos traseros                                                            Esta manera tan poco natural para caminar del gato,afortunadamente, puede desaparecer una vez que se controle la diabetes.
  6. Infecciones del tracto urinario: Adquirir una infección urinaria es común en gatos diabéticos. Esto sucede, porque cuanto más azúcar contenga la orina, es más probable que crezcan bacterias dentro de su vejiga.
  7. Insuficiencia renal: es un síntoma  secundario común de la diabetes. A menudo, el primer diagnóstico de un gatito con diabetes es insuficiencia renal crónico ó problemas renales graves. El azúcar, que el torrente sanguíneo de tu mascota debería retener, pasa a la orina y es muy dañina para los riñones.

3 Maneras de ayudar a que tu gato no desarrolle diabetes

  1.  Controlar el peso de tu gato, alimentándolo con porciones controladas, húmedas, equilibradas, adecuadas a la especie, es decir, con una variedad de fuentes de proteínas sin procesar, grasas saludables, vegetales con poco almidón y fruta en moderación , y suplementos nutricionales especiales, en caso de ser necesario.
  2. Tu mascota necesita hacer cardio, ejercicio que tornee sus músculos y queme calorías. si tu gato, se lo pasa acostado, su ritmo cardíaco no se eleva con frecuencia como para que pueda quemar calorías y logre una buena condición cardiovascular.                                              El mínimo de ejercico es de 20 minutos aeróbico diario, pero los animales están diseñados para mover sus cuerpos más de 20 minutos por día.
  3. Los estudios relacionan trastornos autoinmunes con la diabetes tipo II, especialmente en los perros. Si el sistema inmune de tu mascota, ataca el páncreas, puede desarrollar diabetes.                                                                                                                                                      Las enfermedades autoinmunes pueden ser el resultado de la estimulación exagerada del sistema inmune. Una de las principales maneras en las que se estimula el sistema inmune, es a través de la repetición de las vacunas anuales contra enfermedades, que probablemente ya está inmunizado.                                                                                                                                                                                                    Si tu mascota completó su juego de vacunación, hay una gran probabilidad de que su inmunidad a ésas enfermedades, dure toda la vida.Antes de volver a vacunar, se debería consultar a un veterinario holístico para medir la respuesta de los anticuerpos de cada animal, y según los resultados, volver a vacunar.

Pin It on Pinterest

Share This