En Argentina, la escritora para niños, Marìa Elena Walsh escribiò una canciòn “La vaca estudiosa”, contando las andanzas de una vaca que vivìa en el pueblo de Humahuaca, en el norte argentino y un dìa decidiò ir a estudiar.

Aquì, con èsta historia, podemos hablar sin problemas del gato estudioso, Tombi, un gato sin hogar, que apareciò en los jardines de una escuela primaria pùblica en la ciudad Izmir, Turquìa

Tombi, a diferencia de la mayorìa de los gatos sin hogar,que pueden ser bastantes asustadizos, era amistoso y extravertido, se acercaba a los niños y se dejaba acariciar por ellos.

Nadie sabe de dònde vino èste adorable gato, pero no hay duda de que ha encontrado el lugar al que pertenece. Tombi, no se quedò en los jardines. Despuès de un par de semanas de aparecer en los jardines de la escuela, el gato aparentemente decidiò probar suerte con la educaciòn formal, asì que el tercer grado parecìa ser un buen lugar para empezar.

La profesora, Ôzlem Pinar Ivoscu dijo “Vino a nuestro salòn de clases. A los niños, les gustò mucho.” Y asì, como asì, tombi, se convirtiò en parte de la clase de la sra. Ivascu.

Aunque algunos puedan pensar que tener un gato merodeando por el salòn de clases es una distracciòn para los niños, y que èsto podrìa dificultar su aprendizaje, la profesora Ivascu descubriò que Tombi, estaba teniendo el efecto contrario.

Al ver la curiosidad lùdica del gato, los niños se emocionaron màs por estar en clase. “A los estudiantes ahora se los vè màs concentrados, antes solìan correr y pasear en el aula entre clases.

Los niños llegan a tiempo a la escuela y se estàn ocupando de Tombi. Esto es bueno para ellos.

Tombi, tiene un lugar seguro para dormir y pasar sus dìas, tiene comida y agua, y por supuesto, muchos amigos que cuidan de èl. La profesora, lo llevò al veterinario, para asegurarse de que estè sano y lo vacunò.

Las cosas en la clase de Ivascu, nunca habìan estado tan bien, pero los padres de uno de los estudiantes presentaron una queja a los funcionarios de la escuela, diciendo que el gato podìa suponer un riesgo para la salud. Los administradores resolvieron que Tombi deberìa irse.

Se encontrò un hogar para Tombi, y se quedò allì tres dìas, pero no estaba contento. Dejò de comer, asì que Ivascu, se lo llevò a su hogar, pero ahì, tampoco estaba muy feliz.

Los amigos de Tombi, le escribieron cartas para tratar de animarlo. Al ver que el gato no estaba mejorando, la profesora, decidiò escribir sobre su triste situaciòn en las redes sociales. A partir de ahì, las noticias sobre Tombi, se volvieron virales.

“La historia recibiò mucha atenciòn y apoyo en todas las noticias de televisiòn. Recibì mucho apoyo de muchas personas, incluso de mi gerente y del director de Educaciòn de Esmirna. Incluso, el padre que se quejò, tuvo un cambio de opiniòn : Tambièn querìa que el gato volviera a clase, y por supuesto, las autoridades escolares dieron su visto bueno para que Tombi regresara “.

Los niños estaban muy felices de tener a Tombi de regreso y èl estaba feliz nuevamente de estar con los niños.

Fuente:https://kikiriwau.wordpress.com/ a travès de noticias de animales

 

 

Pin It on Pinterest

Share This