El àngel de los gatos callejeros de Hartford, Connecticut,  se llama Willie Ortiz, quien desde hace 22 años, se dedica a dar de comer a los gatos callejeros de la localidad, y que realiza todos los dìas del año, segùn palabras de una vecina, quien ademàs comentò que “èl, se asegura de que tengan la mejor vida posible.”

Y para lograr el dinero necesario para su comida y la de sus amigos, se dedica a juntar desechos de metales y luego venderlos.

Ortiz, quien vino desde Puerto Rico, comenzò con esta tarea en 1995,  cuando viò a un pequeño gato pedir por comida. Segùn Ortiz, las personas lo rechazaban y èl pudo ver la necesidad de ayuda que tenìa el felino, e inmediatamente decidiò que su misiòn serìa cuidar a los gatos callejeros.

Sin embargo, no todos entienden su motivaciòn. ” La gente me pregunta por què los alimento todos los dìas, y yo les contesto: ¿ Vos comès todos los dìas, no? Por lo menos tres veces al dìa, ellos, sòlo comen una y es gracias a mì”.

Esta tarea se la puede ver desde dos puntos de vista distintos: 1) su amor y entrega hacia los animales que estàn màs desprotegidos y  2) su actividad puede fomentar la proliferaciòn de gatos en la calle. ¿ què opinàs?

Pin It on Pinterest

Share This